Mundo Obrero

CORONAVIRUS

Cómo vivimos la pandemia y sufrimos la cuarentena los obreros de la construcción

Quienes estamos nucleados en la Uocra somos despedidos, suspendidos, se nos recorta el salario y se castiga a quienes tienen factores de riesgo.

Martes 31 de marzo de 2020 | 14:03

Muchos de los que hoy trabajamos bajo convenios de UOCRA, somos abandonados a nuestra suerte en medio de la pandemia. A muchos nos obligan a renunciar, a firmar acuerdos desligando a las empresas si nos enfermamos p nos descuentan si no vamos a trabajar por cumplir la cuarentena.

En varios casos tenemos que trabajar sin elementos de seguridad frente al coronavirus como alcohol en gel, barbijos, etc.

Sobran ejemplos de que la pandemia que atraviesa el conjunto de la humanidad no nos afecta a todos por igual.

Actualmente por ley, aquellos trabajadores que presentan enfermedades o condiciones de salud que son un factor de riesgo si se enferman por coronavirus, deben gozar de licencias pagas al igual que los que tienen que cuidar personas en esa misma condición. Sin embargo a quienes trabajamos en convenios de la construcción nos recortan el salario ya que los patrones nos niegan el pago del presentismo en caso de cumplir la cuarentena, lo que representa un porcentaje muy alto de nuestros sueldos.

El salario de un ayudante, por ejemplo, está por debajo de lo que cuesta la canasta familiar, siendo la construcción una de las ramas en la cual se realizan los trabajos más pesados y dónde además de tareas de todo tipo muchas veces se realizan trabajos de riesgo.

Si en sí mismos los salarios ya son insuficientes, con el descuento del presentismo se sufre un recorte significativo teniendo en cuenta por ejemplo, el gasto del colectivo para viajar todos los días. En muchos casos para un obrero que no llega a fin de mes, a medida que pasan los días esto le significa no poder comprar siquiera un sándwich para comer al mediodía en su lugar de trabajo.

“Firmen este papel, si se enferman de coronavirus la empresa no se hace cargo”, con ese mensaje algunas empresas contratistas obligaron a los trabajadores a firmar un “acuerdo” en el que desligaban de todo tipo de responsabilidad a la patronal si se enfermaban. Mientras otros son obligados a renunciar con la promesa de ser llamados en otro momento, o son contratados de forma temporal o “en negro” sin gozar de vacaciones pagas, aguinaldos o licencias de ningún tipo. Varias empresas inclusive no han hecho llegar oficialmente los permisos para circular sino que los conseguimos entre los mismos compañeros de trabajo.

Te puede interesar: La cuarentena como excusa patronal: avanzan los despidos, la precarización y la persecución

Los trabajadores enmarcados en UOCRA trabajamos en la obra pública, en construcciones civiles de grandes magnitudes pero también en puertos, refinerías, siderúrgicas, ferrocarriles, entre otras. Las grandes empresas contratan a otras bajo la forma de tercerización laboral ahorrándose millones.

De esta manera hay trabajadores que desempeñan tareas en el mismo lugar y muchas veces iguales a las del personal efectivo pero con salarios inferiores y peores condiciones de trabajo.

Por otra parte, sumado a las habituales tareas pesadas, insalubres y de riesgo es común que las empresas, por ejemplo, nos obliguen a realizar trabajos en altura los días de lluvia poniendo en riesgo nuestra vida. Esto si no nos "mandan" a casa por el mal tiempo mientras nos pagan apenas dos horas diarias.

Las leyes flexibilizadoras de los 90 que tuvieron su continuidad durante los distintos gobiernos hasta la actualidad son el marco legal que usan las empresas para contratar trabajadores de forma temporal, precarizada y pagarle menos salario por tareas que muchas veces no corresponden a los convenios de la construcción.

Todo esto en total complicidad de nuestro sindicato. Sin ir más lejos Gerardo Martínez, secretario general de la Uocra, declaró públicamente a raíz de los despidos en Techint, que busca la buena predisposición de los sectores empresarios. Esos mismos empresarios que ya han demostrado lo poco que le importan la vida de los obreros de la construcción.

Quienes a lo largo de los años desempeñamos nuestro trabajo en convenios de este tipo vivimos con la incertidumbre permanente de no saber cuánto durará el trabajo.

El presidente Alberto Fernández hace dos días anunció la extensión de la cuarentena obligatoria y agregó que iba a ser muy duro con los que despidan. Sin embargo esto quedó en palabras ya que las patronales siguen con vía libre para despedir ya que no existe ninguna ley que lo prohíba.

Los trabajadores necesitamos de manera urgente que se prohíban las rebajas salariales, las suspensiones y los despidos.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Precarización laboral   /    Tercerización   /    Uocra   /    Despidos   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO